Política del medio ambiente de Bolt

El propósito de esta Política del Medio Ambiente es permitir a todos los empleados y socios de Bolt entender sus responsabilidades legales y éticas con respecto a la huella medioambiental de Bolt, y capacitarlos para aplicar los principios de sostenibilidad en su respectiva línea de trabajo. Esta política es la piedra angular del continuo compromiso de Bolt de reducir nuestra huella medioambiental, mejorar nuestra responsabilidad y aclarar nuestras prioridades de sostenibilidad.

Introducción

Bolt es la plataforma europea de movilidad líder que se centra en hacer que el viaje urbano sea más asequible y sostenible a través de sus servicios de transporte a petición.

Cuando se lanzó la empresa en 2013, nuestra visión era reducir la dependencia individual de los coches personales; hoy en día, el objetivo es aumentar la disponibilidad de modos de transporte de bajas emisiones para nuestra base de actuales y potenciales usuarios.

Dado que el transporte es una fuente importante de contaminación atmosférica, la responsabilidad ambiental que tenemos para reducir nuestra huella — tanto en términos de nuestros servicios de plataforma como de nuestro comportamiento de los empleados, y establecer el objetivo de operar sin costo de carbono — es fundamental.

Bolt está comprometido con un plan de gestión del medio ambiente a largo plazo. Nuestro objetivo es garantizar un enfoque sostenible de todos los modos de movilidad en la plataforma, con un objetivo a largo plazo de operar sin costo de carbono, así como de integrar la responsabilidad entre nuestros empleados y a lo largo de nuestros procesos de toma de decisiones.

Los objetivos y principios de nuestra política se aplican a todos los servicios de movilidad de los que es responsable Bolt.

Principios de gestión del medio ambiente

Los siguientes principios de gestión ambiental proporcionan una gobernanza general para la sostenibilidad en Bolt:

  1. Un compromiso para reducir nuestras emisiones y encontrar soluciones sobre cómo podemos ser inherentemente sostenibles en nuestras actividades empresariales.
  2. Cumplimiento del marco reglamentario aplicable en relación con los objetivos y obligaciones medioambientales.
  3. Preferir socios de negocios que priorizan el medio ambiente y tienen sus propios objetivos y metas de sostenibilidad.
  4. Un compromiso para mejorar continuamente nuestro sistema de gestión ambiental y mejorar el desempeño ambiental.